Sol de otoño en la piel.

Recoge los pedazos, junta las piezas, aparta lo que solo existe en tu mente, deshazte de lo que sobra. Escúchate, mímate, no dejes que tus pensamientos te hagan tropezar contigo mismo a cada paso, a cada palabra hiriente de quien no te quiere.

Esta mañana he recogido el polvo de un ayer lejano que se empeña en acumular capas de suciedad sobre mi. Vuelvo a ver brillos, reflejos de mi. Vuelvo a encontrar a ese niño que siempre está ahí.

Cambio los trozos por la fuerza de las ilusiones, los rotos por hermosas cicatrices, las tristezas y los vacíos por sonrisas de medianoche y vida, mucha vida, para llenar de alegría rincones y espacios desangelados por el olvido de los días.

Hoy me propongo crear, sonreír, estar y ser. Nada difícil, solo eso que soy, eso que merezco, eso que cada uno de nosotros puede ser si queremos.

Hoy quiero agradecer lo que tengo, lo que soy y no pretender más que eso. Vida en el corazón. Paz en mi alma.

¿Me acompañas? ¿Saltamos?

2016-11-09 22.56.10.jpg

Publicado en Amor, Soltar | Deja un comentario

Poder decir adiós es crecer

“Poder decir adiós es crecer”
Gustavo Cerati

Esta frase ha inspirado este poema. Aunque, de hecho, lo inspira cada día mi intento de ser mejor persona. Aprendo cada día de mis errores, de mi soberbia, de mi inmadurez, de mi falta de voluntad, de mis éxitos, de mi alegría, de mi buen humor, de la sonrisa que me aparece cada mañana al levantarme, de aquello que ocurre cada día en mi vida. Doy gracias por lo que viví y por lo que vivo. Siento el roce del tiempo, la caricia del momento y la esencia de mi vida transitar a destiempo. Me quedó el regalo del amor, mal envuelto, envejecido pero que salió del corazón. Os dejo un poema hecho desde ahí, palpitando letras y pasión.

e179027f3d3b926de9ee72c387b306dc

Como el aire al respirar,
así deberíamos soltar.
Diciendo adiós. Sin sufrir.
Vaciando,
para, luego,
volver a llenar.
Así es de natural.

Como el péndulo
que viene y va,
así deberíamos soltar.
Porque todo se va
y, siempre, ese todo
vuelve a su lugar.

Nunca será igual.
Siempre diferente.
Pero siempre
se vuelve a colocar.
Y recordarás
que el principio era un manantial,
y al final,
aunque duela, debería ser igual.

Debo recordar,
que aquellas flores de primavera,
se caen al ver al otoño llegar.
Que así mudamos también nosotros.
Que aprovechamos el invierno
para ajustarnos la forma,
volver renovados
y llenos de la esencia,
que somos en realidad.

Siendo, somos.
Respirando, oscilando.
Yendo, viniendo.
Soltando,
volviendo a empezar.
Siendo siempre,
lo que siempre somos.

 

Publicado en Adiós, Amor, Soledad, Soltar | Deja un comentario

Un invierno y casi dos veranos

Con los años, hasta se nos olvidó que nos buscábamos.

Siento como si hubiéramos planeado encontrarnos desde el nacimiento, como si descubrirnos hubiera sido nuestro primer deseo. Un deseo inexperto, torpe y desorientado. Andábamos dando palos de ciego, como niños, con la seguridad de que existíamos pero sin saber dónde buscarnos.

Y llegó el día en que la sombra que habíamos creído resplandor cambió con un cruce de miradas. Costó recordar. Habíamos olvidado que nos buscábamos, pero se hizo el día en tus ojos, estalló el mar en los míos. Se hizo la luz, con tu luz, con mi mar y, en una ola, nos reconocimos.

Llego un momento en que vestimos las ilusiones con menos accesorios, con menos aditivos. Miramos al frente, cada vez con mas coraje, con menos dudas, ignorando penas caducadas y desvaríos. Nos reímos con más ganas, más seguros, con el espíritu claro de que había que disfrutar de lo que la vida nos regalaba.

Conseguimos cambiar cada noche el reparto, el argumento, el desenlace, el estilo. Desde la comedia al drama, rodando la vida en un escenario cada día distinto. No había tema tabú, ni letras que sobraran en las palabras. Dimos de comer al alma con poesía, intercambiando emociones, filtrando sentimientos y el latido de nuestros corazones en cada rima, en cada verso, con cada acento. Y seguimos juntos más de un año, bañándonos de sol y de sal, de reflejos de luna y de seda en la piel. Durante el día y, también, en la pasión de la noche.

Y cuando anocheció en nosotros y la rima se hizo solo papel, quedamos una mañana, muy temprano, para abrazarnos como nunca, para sonreírnos desde el alma amiga, para besarnos, por última vez. La lluvia nos vino a ver para limpiar el momento, mojándonos con lágrimas dulces, para endulzar nuestra alma. Ella sabía que no nos volveríamos a ver.

Envolvimos con las manos el recuerdo de nuestra piel, en los ojos el mar que tanto nos quiso y que rebosaba por nosotros sal y miel, en el corazón la luna que nos acompañó siempre, y en el alma el amor que nos profesamos una vez. Solo quedó recordar aquella llama eterna que duro un invierno y casi dos veranos esta vez.

Te vi, alejarte triste, para no volvernos a ver.

14225539_1243570362353787_8635586620317535079_n.jpg

Incondicionalmente

Publicado en Amor, Soledad | 2 comentarios

La cura de conjugarte en pasado

21687883_1942249179320036_3242767325262834751_n.jpg

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Gaviotas

Caen sobre mi lluvias de invierno,
aguas de marzo en primavera,
todos los grises y agua salada.

Pinto mundos, casi sin ganas,
me agarro a clavos que arden,
que desde lejos me llaman.

Colores, pinceladas,
ya no quiero quedarme con las ganas.
Me voy con ese vuelo de gaviotas
a encontrar mundos de luz,
a vaciarlo todo para dejar solo el hoy.

Me voy a tropezar,
a caerme,
a arriesgar,
a saltar por encima de mis miedos,
a perderme,
para no volverme a encontrar como soy.

Me daré la mano al caminar.
Solo, respirando de mi voz.

gaviotas

Publicado en Adiós, Amor propio, Lluvia, Mar, Pasión, Soledad | Deja un comentario

Eres tú 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El mejor regalo

Ese fue mi último regalo,
Abrí la mano, pulse la tecla
y te envié ese sueño,
cargado de fe y dedicación,
envuelto para regalo.

Cubierto de mi,
para ti,
lleno de tu vida,
repleto de tu frenesí.

Tu regalo:
mis letras,
brotando de mi,
siempre hacia ti.
Esas que siempre habían estado conmigo
y tu me las descubriste a mi.
Que me sirven de consuelo,
de mar,
de cielo
y de abrazo,
en el infinito azul
y en el negro más oscuro
cuando ya no estás aquí.

Nos hicimos ese regalo,
una montaña de versos y letras,
cargados de amor.
Cargados de más de un año.
Esos regalos llenan vidas,
curan penas
y dan sentido a amores,
a sueños
y quimeras.

Por eso hoy, comprendí,
que ya me despedí.
Que ya deje de buscar
la felicidad donde la perdí.

© José Luis Afán de Ribera. Septiembre 201614233027_1241786689198821_6846828881734337204_n.jpg

Publicado en Adiós, Alma, Amor, Pasión, Soltar | Deja un comentario

… me quedaba el mar …

Perdóname si te dejé de escuchar.
De repente, todas tus letras
quedaron huecas,
sin sentido, sin verdad.

Ya solo me quedaba el mar
que me repetía con paciencia,
poco a poco,
ola a ola,
que todo aquello,
no era amar.

Hoy huele otra vez a tierra mojada,
a final de verano,
a suave brisa,
a anhelo de su mano en mi mano.

Huele a ese amor que teme defraudar,
huele a muchos pasos aun por dar.
Hoy, después de mucho caminar,
el verbo sigue siendo amar.

Sin necesidad de palabras.
Mirando el mismo mar.
Ella entenderá.

IMG_4257.jpg

Publicado en Adiós, Amor, Amor propio, Mar, Soltar | Deja un comentario

En color

Peino melenas en nubes de algodón
en cielos de azul infinito
recordando aquel verano
en que tuve que morir
para preservar el momento,
el abismo a la felicidad,
para conservar,
con los ojos cerrados,
la sensación de volar
sin que hubiera donde agarrarse
o la libertad de callar
y que el mundo no se alterase.

Pinto de colores el desdén
queriendo cambiarlo por poemas,
en letras de bien coser
que alivien y calmen la pena.

Azul en la retina,
fuego en el cielo,
rojo en el corazón,
el tono no importa,
aunque sea marrón.

Aquelarre de emociones,
tormentas de pasión,
brisas y calmas profundas
y caminos de ilusión.

Esto es lo que da de sí,
una tarde junto al mar.
Llena de ti y de mi.
Sin que lo sepas,
sin que ni tu ni yo
lo podamos remediar.

IMG_4319 copia.jpg

Publicado en Alma, Amor, Amor propio, cielo, Mar, Pasión, Poesía, Soledad, Soltar, Uncategorized | Deja un comentario

Cada vez…

Me ha encantado, aunque pienso que siempre hay luz al final

LUCES Y SOMBRAS

… necesitamos más nuestro interior…

para huir del aterrador exterior!!

necesitamos más los sueños…

para huir de la frustrante realidad!!

necesitamos más nuetro amor…

para huir del odio!!

necesitamos más nuestra fuerza…

para ganar las batallas del miedo!!

necesitamos más nuestra determinación…

para no caer en depresiones!!

necesitamos…

… esperanza

… alegría

… bondad

… compasión

… felicidad 

… firmeza

… gozo 

… paciencia

… solidaridad

y sobre todo… valentía

para poder seguir viviendo en este mezquino, arrogante, desolador, humillante… y vacío mundo!!

mundo hoy

LUCES Y SOMBRAS

Ver la entrada original

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario