Sol de otoño en la piel.

Recoge los pedazos, junta las piezas, aparta lo que solo existe en tu mente, deshazte de lo que sobra. Escúchate, mímate, no dejes que tus pensamientos te hagan tropezar contigo mismo a cada paso, a cada palabra hiriente de quien no te quiere.

Esta mañana he recogido el polvo de un ayer lejano que se empeña en acumular capas de suciedad sobre mi. Vuelvo a ver brillos, reflejos de mi. Vuelvo a encontrar a ese niño que siempre está ahí.

Cambio los trozos por la fuerza de las ilusiones, los rotos por hermosas cicatrices, las tristezas y los vacíos por sonrisas de medianoche y vida, mucha vida, para llenar de alegría rincones y espacios desangelados por el olvido de los días.

Hoy me propongo crear, sonreír, estar y ser. Nada difícil, solo eso que soy, eso que merezco, eso que cada uno de nosotros puede ser si queremos.

Hoy quiero agradecer lo que tengo, lo que soy y no pretender más que eso. Vida en el corazón. Paz en mi alma.

¿Me acompañas? ¿Saltamos?

2016-11-09 22.56.10.jpg

Esta entrada fue publicada en Amor, Soltar. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sol de otoño en la piel.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s