Primero, baila.

Y lloré,
porque la sal curaba mis heridas
Alcé la vista,
porque una vez me llamo “cielo”
y quise respirar,
porque el aire llevaba uno de sus suspiros.

Por eso di las gracias,
porque una vez sentí su alma
sonriendo junto a la mía.
Por eso sequé mis lágrimas,
para disfrutar lo vivido.

Y cerré los ojos,
necesitaba claridad
para volver a ver amanecer.
Permanecí en silencio,
tanto como pude,
para escuchar mi propio ruido.
Me quedé quieto,
para sentir el universo
hormigueando bajo mis pies.

Sonriendo humildemente me miré,
para poderme reconocer.
Allí estaba yo, de nuevo,
para no volverme a perder,
… hasta la siguiente vez
en que el amor
me haga tocar el cielo
y ponga mi mundo del revés.

mirada_de_mujer_serena-copia

Esta entrada fue publicada en Alma, Amor, cielo, Soledad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Primero, baila.

  1. MAMEN dijo:

    Nunca se debe perder la esperanza.. Una vez más, precioso.. Felicidades.. Abrazos de luz 🙂

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s