Agua de mar

Abandonarse en la calma de ese agua salada,
desgranando racimos de esperanza,
celebrando cada día azules,
luceros, el abrazo de un amigo
y, al final, la conciencia del alma.

No necesito más.

Solo acercarme al mar,
un día cualquiera,
limpio,
resuelto
y con una sonrisa amplia.

19059032_1552718274772326_3365104004392206001_n

Esta entrada fue publicada en Alma, Amor, Mar, Sonrisa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s