El eco de tu voz

Conservo intacto el color cálido
de tu voz en mi mirada,
la fragancia de una piel erizada,
vastos campos de algodón
mar y cielo azul,
sonrisas, miedos
y tu mirada limpia y clara.

Entre dos una conversación,
o no, mejor dos.
Porque mientras hablas
me acaricias
y, mientras te escucho,
dibujo tu piel de melocotón.

Porque en los silencios
pongo siempre un “tú y yo”,
mirándote a los ojos
y un “bienvenida amor”.

Visto de cuentos,
risas y juegos
este momento entre dos,
para envolverlo luego
y acariciar
cada rincón de tu piel
y cada letra de tu voz.

descarga (1).jpeg

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Alma, Amor, Amor propio, Mar, Pasión, Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s