Esa mirada

Cuando ella me mira
se detiene el tiempo a vernos,
se hace el silencio,
grande y denso,
que lo tapa todo,

Y, de repente, se torna lento.
Sus ojos me hablan
sin pronunciar palabra,
me susurran suaves,
jugando conmigo,
sonriendo.

Se saben sensuales,
turbadores,
porque saben
que no pierdo detalle,
que los escucho atento.

Siento su sonrisa,
siento esos ojos,
que me explican cosas,
que me lo cuentan todo
y que me siguen sonriendo.

Mirada infinita,
momento eterno,
¿qué me haces llevándome?
¿Qué me haces,
atravesando el tiempo?

Esta entrada fue publicada en Amor, Pasión, Sonrisa. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Esa mirada

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s