Sombras al viento

Hay sombras a las que mueve el viento
y que al caer el sol se alargan.
Hay algunas raras luces
que me alumbran la madrugada
ondulando sombras hasta el alba.
Hay voces que se escuchan
entre el ruido y el tiempo,
que hacen latir corazones de plata.
¿Dónde estás mi luna dorada
que estoy ciego sin tu mirada?

 

Esta entrada fue publicada en Alma, Amor, Luna, Mar, Soledad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s