Recuerdos en la piel

Qué buena memoria tiene la piel

que, de tanto esperar,

siente a quien ya fue.


Qué risas,

qué miradas,

aquel atardecer,

todo un ayer

que se presenta como si fuera de hoy,

de siempre,

de los que jamás se han de perder.

Esta entrada fue publicada en Alma. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s