Peldaños

A veces uno no sabe si las escaleras nos invitan a subir o a bajar. Si el camino que hemos elegido es el correcto o valdría más la pena rectificar.

Ante dudas así, la respuesta es sencilla: el que te convenga a ti. Qué opción te hace feliz. Piensa en ti, en nadie más, y elije.

Sé honesto y sincero contigo mismo y con los que te rodean. Asume las consecuencias de tu decisión y procura no herir a nadie. No mientas. Pero, sobre todo, no te mientas. No engañes. No te engañes. Sube o baja la escalera. Recorre tu camino. Extiende las alas y vuela. Fluye con la vida y entrégate. Porque solo hay una forma de hacerlo: con el corazón, y éste no admite engaños.

2016-09-20 18.48.17-1.jpg

Esta entrada fue publicada en Duda, Soledad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s