Ausencias

No confundas
ausencia con rencor.

Si no estuve allí,
si estoy y estuve ausente,
fue porque tu alma
y la mía ya no se dan la mano.

Se despidieron para siempre,
hace tiempo,
y tú y yo sabemos
que así es mejor.

Pero no olvides nunca,
que por encima del miedo
o el dolor
o la duda
o el recuerdo,
por encima de todo eso,
mi mano sigue tendida,
deseando que venga la tuya,
deseando el abrazo callado,
una palabra, algún sentido
o alguna razón,
Mi corazón
aun echa de menos sentir
que lo sostienes con una caricia
y que lo haces latir con tu sonrisa,
con tu mirada,
con tu amor.

tumblr_m42m8omt1m1qe1qcjo1_500.gif

Esta entrada fue publicada en Adiós, Amor, Soltar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s