Quédatelo.

En mi piel
está lo que soy.
Te lo doy,
quédatelo.

Cuando las manos,
desnudas,
ya nada tengan,
las extenderé,
vacías, abiertas,
buscando,
para encontrarme,
limpio de todo,
loco de nuevo, al fin.

Me llevo las tardes de invierno,
los días enteros,
las noches locas,
aquellos besos.

Te dejo en préstamo
aquellas las mañanas,
todas las ilusiones,
la cercanía,
la sonrisa franca
al evocar tu recuerdo,
mis sueños.

Quédatelos,
ahora ya solo quiero silencio,
vacío,
aire nuevo.

Me llevo
el tesoro de tu mirada,
tu alegría
y el reflejo dorado
de tus cabellos.

tumblr_olxwalzYrm1sr70g5o1_400

Esta entrada fue publicada en Adiós, Alma, Amor, Mar, Soledad, Soltar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s