¿Y qué?

El día amanece gris. ¿Y qué? 

La lluvia me trae el aroma cálido de tu piel y el recuerdo de tu vello erizado con cada gota fría de esa lluvia de mayo, que caía dulce sobre ti y sobre mi, dandole brillo a un momento atesorado con colores, en un rincón de un día gris. 

¿Y qué?

Esta entrada fue publicada en Amor, Lluvia, Pasión, Soltar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s