Horizontes

Llegan mis dedos a rozar el infinito
adornado con paneles de tiempo perdido.
Mientras pasea la mirada en ese vacío
que no encuentra compañera de camino.

Se rompen los moldes
para que las formas
ganen inconsistencia,
pierdan rigidez
y ganen la libertad
que dan las palabras.

Ya no vale ponerle
cortinas de humo al atardecer
sino despejar horizontes perdidos
que pinten de rojo la esperanza
de cada amanecer.

2017-04-01 12.05.16-1.jpg2017-04-01 12.05.16-1.jpg

Esta entrada fue publicada en Alma, Amor, cielo, Mar, Soledad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s