Como agua entre los dedos

Antes del amanecer,
entre el ayer y el mañana,
ahí duerme una parte de mis sueños,
junto al jardín del olvido,
a la vera del camino.
Se desvanecen,
antes de despertar,
entre recuerdos,
caricias de mar
y amores perdidos.
Allí, donde de nada sirve pensar.
Allí hay un regalo escondido.
He de estar atento,
es fugaz
y se evapora por mil motivos.
Es breve,
como lo mejor de la vida
que no se deja atrapar,
aunque parezca un contrasentido.
Se llama presente,
se llama ahora,
y, si lo quiero disfrutar,
he de confiar,
porque se que es
por lo que siempre he vivido.

© José Luis Afán de Ribera

 

flamenco

Esta entrada fue publicada en Alma, Amor propio, Pasión, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s