Hombre feliz, hombre muerto

Ella le dijo, “hombre feliz, hombre muerto”
y esas palabras retumbaban en su mente
cuando lucía el sol y todo parecía perfecto.

Al caminar, le explicaba al viento
“cuántas palabras se me acumulan entre la duda y el miedo.
Cuantas cosas quedan por decir
al pasar el tiempo,
como esas ramitas, las hojas y el barro,
que se agolpan a la entrada de la alcantarilla,
con la lluvia de principios de invierno.”

Palabras, pasiones, amores y ruegos.
Todo, todo, queda para un mejor momento,
cuando te aprisiona la falta de valor
para realizar el intento,
y te sigues diciendo a ti mismo
que solo estás esperando el momento.

Ella le dijo “hombre feliz, hombre muerto”
y su voz se abría paso entre la niebla
de aquellos días, de aquel invierno,
en que todo era perfecto.
oscar-wilde-frases-y-citas-celebres-pluma-600x375 copia.jpg

Esta entrada fue publicada en Amor, Amor propio, Duda, Pasión, silencio. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s