El tiempo

Son tantas las veces que escuchamos, leemos o nos dicen que, para ser felices nos debemos agarrar a los pequeños momentos, a cada uno de esos pequeños instantes eternos que, a menudo, se nos pasa por alto enlentecerlo todo, respirar, detener el tiempo, para no salir corriendo a buscarlos.

Esta entrada fue publicada en Amor propio, Soltar. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s