Magia

A esa hora,
cuando la luz calla.
A esa hora,
entre confusiones y calmas.
A esa hora
en que recordar es contemplar la distancia,
hacia adelante,
infinitamente,
pintando de nuevo soles,
mares
y nuevas tempestades.
A esa hora,
hay recuerdos que envuelven,
que acarician el alma.
A esa hora,
hay un momento imprevisto,
lleno de magia,
en que todo se agita
y vuelve a empezar de nuevo.

 

Esta entrada fue publicada en Adiós, Amor, Soltar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s