Mar y cielo para dos

Levanta la mirada,
otea el horizonte de esa paz callada,
abandónate a la mar en calma,
deja que se pose en ti el momento
y te invada el alma.

Minientrada | Esta entrada fue publicada en Alma, Amor, cielo, Mar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s