Mar y cielo para dos

Levanta la mirada,
otea el horizonte de esa paz callada,
abandónate a la mar en calma,
deja que se pose en ti el momento
y te invada el alma.

Esta entrada fue publicada en Alma, Amor, cielo, Mar. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s