No fue suficiente

Empezaba a entender la situación,
o eso me parecía.
Creía creer que eso era todo,
que ya nada más florecía.
Que tampoco era yo
lo que ella quería,
ni mi caricia
lo que su piel a gritos pedía.

No era amor
probar sorbos de cielo,
ni beberse la luna de un trago,
o acariciar estrellas con las manos.

Eso no era amor.
Siempre buscaba.
No era suficiente.
Como ese sentimiento
al llegar a la cima.
Quería más montaña.
Más pendiente.
Sin dejar de escalar.
Parecía decirse:
“Si es posible,
ya no es amor de valientes”.
Para ella,
solo lo imposible
era amor suficiente.

Aquel día,
ella no dijo nada.
Aquél día,
él lo entendió todo.

(Octubre 2016)

pareja-que-abandona-696x539.jpg

Esta entrada fue publicada en Adiós, Alma, Amor, Amor propio, estrellas, Luna, Soltar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s