Fluir

¿Y aún nos preguntamos por qué miramos al cielo?

Entre el mar y el cielo suelo encontrar emociones olvidadas, la distancia justa con los sueños, las palabras y, también, los infiernos.

¿Qué tendrán los cielos que, aunque ni me hablen ni me respondan, siempre hacen que me sienta nuevo?

Gracias por la foto Rafa Gallardo Garcia

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s