Gracias a la vida

Hay puertos a los que volvería siempre porque guardan celosamente una parte de mi corazón. En ellos hay unas pocas personas que siempre amaré.

Pero ¿sabes? mientras, mi vida está en mar abierto, donde soplan vientos, brisas y, a veces, tempestades, donde juegan los delfines a desafiar la proa del barco, donde revolotean las gaviotas. Allí donde el mar se confunde en el horizonte, con el cielo azul.

Si quieres, búscame allí, surcando las olas. Allí me encontrarás, agradeciendo la vida, procurando ser feliz.

WhatsApp Image 2016-09-27 at 08.18.24.jpeg

Fotografía de amanecer sobre el mar en Vilanova i la Geltrú. Cedida por José Luis Francisco, mi estimado amigo pescador que me inspira algunas mañanas.

Esta entrada fue publicada en Amor, Mar, Soledad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s