Luz en la buhardilla

Remuevo cajas y objetos,
me deshago de todo lo rancio.
Ordeno y desecho,
debe quedar solo lo que quiero.

buhardilla.jpg

Ha de quedar como nuevo.
Cómo deseo esa sensación
de arrancar de nuevo.
Limpio,
sin ni un solo trasto viejo.

Lleno de rasguños,
de inseguridades.
No importa.

Marcado por lo pasado
y por lo no vivido.
No pasa nada.

Encendido por lo presente,
animado por la ilusión,
de vivir mirando al frente.

En realidad, solo quiero
un hatillo ligero.
No cargar con piedras,
con lo que no aporta,
con lo que solo sirve
para caminar lento.
Lo que importa no pesa
y lo llevo siempre dentro.

Aprendo cada día a vivir,
a fiarme de lo que siento.
La intuición se explica mejor
que mil lamentos.
Me habla de ti y de mi,
del destello de vivir
en el limite del viento,
saltando las olas,
recorriendo caminos,
soñando cielos.

Solo me llama
lo complicadamente sencillo,
lo sencillamente auténtico.
El corazón en las palabras,
el alma en los sentimientos.
Unas manos unidas por la magia
del lazo que une almas
y corazones hambrientos.

El amor,
que da vida a los días.
Ese que siempre hemos llevado dentro
y que da sentido
a cualquier momento.

13938560_1342497189108401_2209003413578190544_n

Esta entrada fue publicada en Adiós, Amor, Soledad, Soltar, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Luz en la buhardilla

  1. Pilar dijo:

    Diosssss, qué lindo !!
    Tienes q ponerle voz José Luis.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s