Camino

Algunas veces soltaría la cuerda. Otras encuentro absurdo el vértigo. Qué más dará dejarse ir, soltarlo todo. Caer. Como leí hace poco: “No hay peligro suficiente para tanto miedo que tenemos.”

Pero no me suelto, no me caigo, sigo sintiendo vértigo, o sigo dejando que el instinto actúe o, simplemente, sigo queriendo no caerme.

Al fin, la única derrota es rendirse. Todo lo demás es camino, aprendizaje, crear espacio para comprender aquello que no fui capaz de interiorizar, de sentir o de hacer o de soñar.

No me rindo, solo reposo el miedo, lo arrincono, lo muerdo.

Hoy salí a pasear sólo, a comerme el mundo en dos bocados y volví hambriento.

danza.jpg

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s