… llenándose

Ayer leí un verso que me emocionó. Es de una página de Facebook que recomiendo sinceramente. VEG

El verso que leí, está al final de esta pequeña introducción que le he añadido yo. Al fin, es la historia que me ha sugerido. Gracias VEG por permitirme utilizar ese fragmento.

Mientras caminaba,
ella le robaba suspiros al viento.
En el último intento
se dejó un buen trozo
y, de repente, se encontró
con ese vacío dentro.

Él pasaba por la vida,
sabiendo que guardaba
en un cajón sus propias cenizas,
consumiendo, como la llama de una vela,
el deseo de volver a verla.

Pero en cuanto se vieron…

No se pidieron nada ni cruzaron palabra, sólo se escucharon, en silencio, llenándose el uno del otro con todo lo que les faltaba…

 

17211784_401117183580514_7758576777092408353_o.jpg

Esta entrada fue publicada en Alma, Amor, Soledad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s