Salpicados

Mis recuerdos están salpicados de emociones y sentimientos.

Los que me quedan, los que nacen de nuevo cada vez que miro hacia adentro. Los que se resisten a irse, los que atesoro en un rincón único, dentro de mi corazón. Todos ellos se entrecruzan al respirar, al suspirar, al saborear lugares y nombres, presentes en mi pasado. Pasados por mi presente, tan vivos que quieren vestirse de sonrisas de niño.

Como si todo se pintara de nuevo cada día, siempre aparecen el rojo, el verde y el tiempo y se mezclan con el azul, el cielo y la sal.

Así, siempre acaricio los tonos de color, el matiz de las miradas y aquella voz tan cálida, hablándome y pronunciando mi nombre. He de cerrar los ojos para no dejar escapar ni una brizna de todo el amor que me hace sentir.

Los recuerdos me salpican de emociones y dejan poco espacio al vacío. Cada mañana, cuando despierto, solo he de cerrar de nuevo los ojos, para sentir que estás aquí, que aun no te has ido.

1497559_696583303752787_10579850504847439_n.jpg

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Salpicados

  1. MAMEN dijo:

    Los recuerdos hermosos nunca desaparecen por mucho q s empeñe el reloj d la vida.. Abrazos d luz 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s